Montaña

PN Posets-Maladeta

Es declarado por Ley 3/1994, de 23 de junio, con el objetivo de salvaguardar los valores naturales, vegetación, flora y formaciones geomorfológicas de su espacio natural.

De sus 33.267 ha, 350 estás ocupadas por trece glaciares, declarados Monumentos Naturales por la Ley 2/1990, promulgada por las Cortes de Aragón. El glaciar del macizo de Aneto-Maladeta es el mejor conservado y de mayor extensión del Pirineo, donde las masas de hielo ocupan unas 231 ha.

El Parque alberga, además, el mayor número de cumbres de 3.000m de los Pirineos y 95 lagos o ibones de origen glaciar.

Más del 70% de su superficie por encima de los 1.800 metros, oscila entre los 1.500 metros de los fondos de los valles, hasta los 3.404 metros del Aneto. Son espectaculares los paisajes de alta montaña creados por efecto de los glaciares que esculpieron largos valles en forma de U, colosales circos y profundas cubetas, ocupadas actualmente por centenares de ibones.

Entre las formas de modelado glaciar y kárstico, encontramos especies endémicas de flora y fauna en peligro de extinción. La vida se escalona según la altura y las condiciones ambientales. A menor altitud nos encontramos serbales, avellanos y abedules, en las laderas más húmedas aparecen hayas, pinos y abetos, y en las cotas más altas el pino silvestre da paso al pino negro. Entre esta vegetación se cobija una variada fauna. Las marmotas, fáciles de detectar por sus agudos silbidos, los jabalíes, corzos y los sarrios (como se conoce en Aragón al rebeco), son los grandes mamíferos más fáciles de observar, pero además perdices nivales, tritones pirenaicos, víboras, buitres leonados, quebrantahuesos, urogallos y águilas reales, resisten la crudeza de las más altas cotas.

Su extensión afecta a cinco municipios: Gistaín, San Juan de Plan, Benasque, Sahún y Montanuy.

Alojamientos

Alojamientos

Hoteles, casas rurales, campings y albergues, recomendados en el Pirineo de Huesca.

Ver alojamientos